28 julio 2006

ni tanto ni tan calvo


no sabía si titularlo así o "una solución, quiero". al final todo se basa en el detergente, o en lavar la imagen, según se mire.
al principio, todo estaba oscuro, llegó barreda y dijo las palabras mágicas: sustituiré el ladrillo por la piedra. éste será mi negocio, me saldrá más rentable de cara a la próxima cita electoral. y es que cae por su propio peso. la junta es igual de responsable que el resto en que la vega baja esté asín, y ahora se descuelga como garante de todo lo garantizable.
y yo, mirusté, no estoy de acuerdo. pero no pasa nada, porque soy de chapa y no voto. la solución no es ir a ver a bambi y abrazar la fe de disney: a partir de ahora todo lo que toque será un parque temático.
todo ha sido una chapuza desde el primer momento*, y a la gente se le queda cara de tonta. ¿todo ésto para ésto? ¿y los que se han dejado el dinero para comprar una vivienda? ¿puede haber mayor indefensión? porque si ahí no tenían que ir casas, que lo hubieran reconocido ya hace tiempo, pero es que está muy bien hacer negocios.
*bueno, no desde el primer momento. ¿en qué fase del proceso quedó el espíritu que conjugaba la conservación del patrimonio, el desarrollo de la universidad, la integración del río y, finalmente, la construcción de viviendas para la zona, en este orden?
de todos modos, a mí me parece muy bien la opinión de los que han dicho que les devuelvan el dinero: ya no va a estar el corte inglés, así que, si no queda satisfecho, le devolvemos su dinero, jeje.
yo, por si los acasos, voy a ir registrando el nombre de mi blog, que veo que un día de estos me pongo a actualizarlo y no puedo porque me lo han ilegalizado.
yo les diría que se busquen un spa de esos que tanto abundan a ver si hacen curas de humildad, que a más de uno y de dos les hacen falta, y si no, también está el método de la dimisión, que aunque pasado de moda, todavía es efectivo.

... y si lo del parque temático no cuaja, yo les dejo una idea mu buena que me ha llegado de la blogosfera y que mata varios pájaros de un tiro: un campo de polo (deporte pijo donde los haya, para tanto fantasmón y golferas que anda suelto por estos lares) para jugar con segway, pal del negocio de zocodover, que mira que hay acémila que ve futuro en circular en patinete birueda por toledo...