27 enero 2006

aprende con alfonso


HOY: ACCESIBILIDAD. ESA GRAN DESCONOCIDA



toledo tiene un concejal que no se merece (y es que los toledanos, entre los que me incluyo aunque sea morador reciente y no esté empadronado [soy un simpapeles, buaaaa] no hemos hecho nada tan grave como para recibir este castigo), y ese es el concejal de tráfico, el sr. vañó. normalmente en todas las ciudades esta figura es el ogro porque nos traen de cabeza con sus grandes proyectos de reordenación del tráfico que luego quedan en agua de borrajas, pero aquí este señor se las trae (me estoy pensando en dedicarle una sección exclusiva, porque la mayoría de las entradas que vengo haciendo tienen relación directa o indirecta con su gestión, pero por ahora no lo voy a hacer, para que no patrimonialice mi blog). pues bien, una de sus primeras medidas fue, ante su sensibilidad con los ciudadanos con movilidad reducida, crear plazas de aparcamiento ex profeso. ésto, que a cualquiera podría parecerle una medida loable, comienza a perder su sentido cuando se analiza dentro del contexto general y finalmente se percibe que, hasta para la accesibilidad hay clases. desconozco el número de licencias o tarjetas de aparcamiento que existen para personas con movilidad reducida, el modo de gestionar su solicitud, etc., pero de lo que también estoy casi seguro es de que el común de los discapacitados no poseen coches adaptados (realizar adaptaciones a los vehículos ronda los 4.500 euros, y las ayudas para obtención del carné o la adquisición o adaptación son escasas y limitadas), amén de que la mayoría de las plazas (y solamente con dar una vuelta por el casco histórico es suficiente) no tienen una accesibilidad aceptable a su alrededor (bordillos, cuestas, bolardos...) y que normalmente, el hecho de la carencia de plazas de aparcamiento provocan la insolidaridad de los conductores que aparcan en esos lugares reservados (aunque pueden observarse de todos modos muchas plazas vacías, señal de que hay más oferta que demanda, o que esa oferta sobra ante el resto de necesidades que no se cumplen, como las ya citadas anteriormente)
pero lo que realmente define esta política escaparatista (ya que las señales aéreas y en el suelo lucen mucho) son otras medidas que deberían aplicarse con igual celeridad y eficacia y que son muy relajadas en su observancia. me refiero a las rampas en los autobuses. este uso, que se extiende no sólo a los usuarios de sillas de ruedas, sino a ancianos y a carritos de bebés, y que facilitaría la movilidad, porque quién no tiene para sacar un billete de autobús, pero sí es más complicado acceder a un vehículo propio. pues bien, desde que habito aquí, que ya va para un tiempecillo, además de que soy habitual usuario del servicio, no he visto nunca funcionar una rampa. los cochecitos de bebés y las sillas de ruedas han de acceder por la puerta trasera, ayudadas por una o más personas, y a veces el conductor de autobús debe inclinar el vehículo para facilitar la tarea, eso por no hablar de la ubicación de las paradas, que muchas veces son para bailar un chotis más que otra cosa. no veo cosa más inútil que cuando (algunos botones de parada dentro del autobús encienden dicha señal) se enciende el luminoso de RAMPA SOLICITADA. al menos podían ser consecuentes, y retirarlo del autobús.

...el día que me oxide, no sé como voy a subir. y eso que me dejo el caballo sobre el pedestal...

2 Opiniones:

En 27 junio, 2006 15:22, Blogger la_vida_no_espera quiso decir...

"al menos podían ser consecuentes, y retirarlo del autobús"

Yi digo que no a esta parte de tu comentario.

Cada mañana, en las ciudades, se revisan los autobuses para salir a hacer los recorridos. Si un autobús no funciona o esta pinchado, lo dejan y cambian por otro. Yo propondria a tu concejal de trafico que no se permita circular a ningun autobus con rampa averiada. Porque sino se seguiran pisando los derechos de los discapacitados QUE NO IMPORTAN A NADIE.

(Gracias por tu amable comentario en mi blog)

 
En 23 noviembre, 2006 22:41, Blogger alfonso vi quiso decir...

actualizo: la imagen que aparece referida a vañó no es suya, sino la de su sustituto, el sr. del cerro, que no sé si logrará desfacer algún entuerto de los que su predecesor dejó
a la vida no espera: gracias por dejar tu comentario. tienes toda la razón, pero a lo que me refiero es que al menos, deberían dejar de ser hipócritas y decir a las claras que no les interesa facilitar la accesibilidad a los ciudadanos que tienen alguna discapacidad que limita su vida diaria en esta jungla.

 

Publicar un comentario

<< Home